Patricia y Miguel. Palacio de Ruaquince.

Cuando decidimos casarnos nunca dudamos en escoger el catering de Nacho Manzano. Nos habían hablado él siempre de forma muy positiva. Sin duda fue la mejor elección que hicimos. Desde el primer momento el trato fue perfecto.

Todo su equipo siempre tenía una sonrisa y siempre estaban dispuestos a ayudar y escuchar todas nuestras sugerencias.

Estuvieron con nosotros desde el primer momento en el que decidimos casarnos y siempre con gran bondad y optimismo.

Llegó el día de la Boda y para ese día solo tenemos las palabras GRACIAS.

El día más feliz de nuestras vidas, Nacho Manzano y su equipo hicieron que todavía fuese más feliz.

Todo fue perfecto

Si tuviéramos que poner una nota del 1 al 10, les pondría UN MILLÓN.

Al día siguiente los asistentes nos enviaron mensajes de felicidad y enhorabuena y en todos ellos decían lo increíblemente bien que habían cenado. Muchos de ellos coincidía que era la mejor lubina que habían probado en su vida. (Los más carnívoros lo decían de la paletilla de lechazoCara guiñando un ojo sin relleno)

Sin duda os volveríamos a escoger siempre

Patricia y Miguel